Un plano de vuestra casa

Dentro del proceso de distanciamiento de una realidad cercana, que se va a desarrollar a lo largo del mes de febrero, hemos fijado como primer paso el dibujo de la planta de la vivienda. Queremos dar otro punto de vista sobre un lugar ya conocido: Un lugar habitado, vivido, con una historia, lleno de detalles.  Se trata de dibujar el plano de la vivienda a escala 1:20. El dibujo debe ser fiel a la realidad, a sus espacios, a sus objetos. Debe ser un dibujo técnico, elaborado a línea, sin sombreados.

Debe ser un dibujo que debería verse radicalmente distinto al plano que en su día dibujara el arquitecto que proyectó la vivienda (quien pueda tener acceso a ese documento inicial sería conveniente que lo pudiera traer para establecer dicha comparativa). Aquel era un proyecto, este -el vuestro- es una toma de datos sobre vuestra casa. Uno era un dibujo creado para construir un espacio, el otro tiene el objetivo de describir ese espacio habitado. Uno era más abstracto y genérico, el otro es una realidad particular y concreta… lo que existe ahora.

El dibujo, como decía Bailo en su tesis Catalizadores, “es una herramienta clásica del instrumental del arquitecto que nos ha posibilitado analizar y medir situaciones que aparentemente parecían poco arquitectónicas. El dibujo nos ha permitido entender la estructura interna, la situación, la geometría y la relación entre las diferentes partes que constituían cada uno de los espacios que hemos analizado. El hecho de haber utilizado el dibujo para investigar espacios ordinarios de la [casa] debería de permitirnos que esta tesis se convirtiera en un instrumento operativo, un estudio de la anatomía del espacio [privado] que debería de ayudar a pensarlo y a imaginarlo desde una nueva sensibilidad”.

A 1:20 se pueden dibujar muchas líneas y muchas cosas… El dibujo puede tener mucha densidad de información: espesores, materialidades, pavimentos, lo que hay en los techos (proyectado), mobiliarios, utensilios, electrodomésticos, plantas, animales, personas, etc… Se trata de dibujar la realidad, lo que hay, reconociendo cada cosa, sin automatismos, sin esquematismo. Cuando hablamos de que los dibujos tengan calidad y precisión y de que estén dibujados con finura nos estamos refiriendo a algo cuidado, esforzado -trabajoso-, sensible, hecho con atención, con tiempo… con cariño. No utilicéis bibliotecas de sanitarios, ni de muebles, ni de electrodomésticos, etc… dibujarlo todo vosotros mismos, midiéndolo todo (metro en mano). Finura también hace referencia a la propia finura física de las líneas de los dibujos… nada de dibujos toscos, con todo gordo y basto, mal impresos… Un arquitecto tiene que tener la ambición -y la ilusión- de producir y presentar siempre material de calidad, clase top!!!

2 comments

  1. jmtortola

    Tenemos una duda…¿debe ser sólo una planta o también podemos añadir algún dibujo más que pueda ser interesante? Una axonometría por ejemplo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: