Entrega 1 Marzo

Como ya os dijimos el viernes nuestro principal objetivo para esta semana es que podáis rematar muy bien los tres documentos de esta primera fase y acabar así teniendo tres cosas excepcionales: un muy buen dibujo -muy preciso- de un mundo doméstico real; una maqueta, que es esa misma realidad en pequeño y construida con las manos y, por último, la visualización -taxonómica- de gran parte del universo de objetos que nos rodean a diario. Nosotros estamos convencidos de que podemos partir de unos materiales de mucha calidad, que ya estamos notando que son la consecuencia evidente del disfrute del trabajo (cuando uno se concentra en lo que hace suele disfrutarlo y eso se ve).

Este trabajo sobre “lo que hay” lo entendemos como la mirada previa necesaria para saber dónde estamos, en qué terreno nos movemos, y pretende ser el precalentamiento para las fases siguientes, para después poder “ir de lo conocido a lo desconocido”, y poder proponer algo “que nos gustaría que hubiera”.

Si os fijáis, hasta ahora ha aparecido poco el factor humano en vuestros documentos porque nos hemos centrado más en cuestiones puramente espaciales y objetuales. Pero además de “lo que hay” lo relevante es “lo que sucede”; es la vida que lo transita todo, es lo que viven sus habitantes, sus acciones, sus comportamientos, sus hábitos, sus relaciones, sus sentimientos, sus sensaciones, sus experiencias… Esto es sin duda lo que centrará las siguientes fases del curso cuando trabajemos desde la óptica del ocio las tres esencias básicas del vivir doméstico (la higiene, el descanso y la alimentación).

Esta presencia de las personas, en realidad de vosotros mismos -porque esto va sobre vosotros y vuestras casas- debe ir apareciendo en los documentos, sobre todo en el plano y en la maqueta, pero además os proponemos para este viernes una nueva presencia: una conversación entre vosotros dos -entre el residente y el visitante- donde reflexionéis abiertamente sobre vuestra concepción del “ocio doméstico” -si es con la base de cierto conocimiento informado mucho mejor, para ir superando los tópicos-. Se trata de romper el hielo sobre el tema de investigación del curso y tener una primera aproximación dialogada sobre “qué cabría significar el ocio en el hogar” -sin miedo a la provisionalidad y a la incertidumbre, pero intentándolo-. Ese “pensar entre dos” podría tomar el sencillo formato de una viñeta (pero que cada equipo vea).

Ahí va algo de Jean Guitton, ese sublime pensador:

“Escoger un lugar, un paraje, una situación, surcarlo de incertidumbres y de preguntas planteadas sin cesar, profundizar en ese campo, darle por medio de la curiosidad y el juego de los parecidos las dimensiones del ser entero, esto es el fondo de la cultura […]

La cultura no consiste en extenderse a todo el saber por la superficie, ni en parapetarse en una sola especialidad, sino en cavar en el lugar donde se encuentra uno hasta alcanzar la galería cavada por el vecino y ver entonces la convergencia de todos estos esfuerzos. Esto impone un espíritu y un deseo comunes […]

El olfato del genio consiste en localizar esas cosas singulares que contiene lo universal en potencia y que son susceptibles de darnos, por medio del añadido de la analogía, muchos otros conocimientos” (El trabajo intelectual).

Saludos y ánimo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: