Testar en la casa

Estamos en la última fase de esta primera experiencia. La semana pasada se trataba de “proyectar sobre el espacio virtual de la maqueta” -y sobre el dibujo de la planta- propuestas que buscaran profundizar sobre cuestiones muy concretas con el potencial de convertirse en momentos de ocio, de disfrute, de entretenimiento, de diversión, de distracción, de dispersión, de descanso, de relajación, de evasión… Lo que pudimos ver es que cuanto más reales y concretos son los motivos de observación y trabajo -las cosas en las que os habéis fijado y os han provocado las ganas de hacer algo- aparecen situaciones más genuinas -más propias- y con más posibilidades de generar una transformación de la propia realidad.
No perdáis de vista que lo más importante del curso van a ser las experiencias que aporten nuevos significados al concepto de “ocio en lo doméstico”, y la excusa es hacerlo a través de la higiene, el descanso y la alimentación (se podían haber escogido otros pero estos son tres muy esenciales, muy vitales).
En esta última semana se trata -como viene explicado en el programa- de “testarlo sobre el espacio real de la vivienda. Hacer realidad el proyecto es la mejor manera de experimentarlo, de evaluarlo de manera directa por nosotros mismos”. Se trata de provocar esas transformaciones en la realidad, se trata de construir esas nuevas experiencias de ocio doméstico que previamente hemos pensado y diseñado sobre el plano y la maqueta. La colección de esas posibilidades experienciales dentro del hogar ya empieza a ser relevante: “el cocinar como acción compartida”, “el descanso ligado a una naturaleza domesticada”, “la vida slow sobre un plano blando”, “la cocina como espacio para la comida, la tertulia y la siesta”, “el pasillo de los videojuegos y audiovisuales”, “el paseo o el estar por el pasillo”, “el pasillo como túnel de secado”, “el agua como sumun del relax”, “qué haremos con el pelo del perro”, “tecnología y pasarela en el baño”, “la lectura en posición horizontal”, “un nuevo orden y presencia de la ropa y el calzado”, “la clasificación de los alimentos al entrar y al salir de casa (x 2)”, “baños que se miran”, “una huerta en el balcón”, “por dónde va la ropa sucia”, “dos baños, dos destinos”, “una mesa de comidas”, “el zulo y el salón”, etc… Todo esto es muy potente así enunciado pero tiene que ejecutarse y documentarse muy bien… para que supongan esas verdaderas transformaciones de nuestros espacios que cuestionen y movilicen nuestros comportamientos!!!!
Vemos que el mejor formato para registrar y editar todas estas experiencias es sin duda el video y por lo tanto esa será la manera de entregarlo y visionarlo en clase el próximo viernes. Debe ser un video breve -de unos tres minutos aprox.- hecho, por así decirlo, con la máxima profesionalidad posible buscando como siempre la calidad del documento final que es el que tiene que contar por si solo toda la historia del proyecto.

2 comments

  1. jmtortola

    Una pregunta S&S: Aparte de entregar el vídeo, en nuestro caso, tenemos trabajo atrasado y no todo lo podremos mostrar en el vídeo, ¿podremos llevar algo en formato papel?

  2. jaimesepulcrebernad

    Si claro, por supuesto que sí.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: