Cambiando el hábito de reciclar

Después de analizar el recorrido de los alimentos desde la entrada hasta la salida de la vivienda, seguimos estudiando el porqué de las cosas. En esta parte nos centramos principalmente en el reciclaje que obtenemos de los distintos alimentos empleados en las comidas.

foto2

Así pues, nos centramos en el recipiente donde se almacenan los desperdicios. Nos damos cuenta de que dedicamos el mismo espacio para desechos orgánicos y plásticos, cuando en realidad no debería ser así. Si el tamaño del recipiente fuera en función del volumen de basura que se genera de cada tipo, quizá habría que replantearlo, pues los desechos plásticos ocupan mayor espacio.

foto1

Por lo tanto, el recipiente de la basura sería modificado para solucionar este problema. Además, el tiempo en el que los desechos orgánicos y plásticos pueden estar en la basura son distintos, por lo que se refuerza la idea de modificar el volumen requerido del recipiente. Se podría diseñar un nuevo dispositivo que agrupase todos los tipos de basura. Éste, contaría con unos huecos para depositar cada tipo de basura en su respectivo espacio

foto4

Por otra parte, se establece un ciclo a la hora de recoger la mesa, en el cual se recogen los platos y desperdicios a la vez, para luego separarlos posteriormente. Nosotros proponemos la introducción de un elemento que permita almacenar los desechos en la mesa, para facilitar la tarea de reciclar. Consistiría en un recipiente con tapa, acoplado a la mesa, y que se fuera llenando con los desechos plásticos que se genera en las comidas a lo largo del día. Así, se consigue almacenar los elementos sin tener la necesidad de desplazarlos a la cocina. Des esta forma, separamos rápidamente los distintos tipos de basura, por lo que facilitamos el reciclaje.

foto3

En cuanto a la forma de tirar la basura, se podría desarrollar un sistema de tirolina, pudiendo tirarla desde la habitación, hasta un contenedor al final del trayecto.

foto22

foto21

 

Se desplazan las bolsas de basura a la habitación escogida; se colocan dentro del recipiente, el cual está conectado a la cuerda que lo conducirá hasta el contenedor exterior; se deja caer el cubo, controlando su velocidad mediante un sistema de cuerdas y una vez llega el cubo al final del recorrido, se deposita la bolsa en el contenedor, dejándola caer.

lamina

 

Por último, siguiendo con el análisis del reciclaje de los alimentos, hemos desarrollado un dispositivo hecho con materiales reciclados, y que además nos ayudaría a cocinar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: