9.1 Un ambientador improvisado

En este piso y concretamente en esta habitación, es habitual tender en la habitación ya que en el patio de luces hay muchos olores desagradables que pueden impregnarse en nuestra ropa. Al tenderla en esta habitación, nos hemos dado cuenta de que el olor que desprende la ropa limpia es muy agradable gracias a las esencias que tiene el detergente y el suavizante. Por eso, antes de todo, lo más importante es elegirlos de acuerdo al olor que quieres obtener. Abajo vemos un plano a escala 1/40 donde ubicamos concretamente dónde se pone el tendedero en la casa. Esta práctica solo la hace el miembro que reside la habitación. Los demás integrante del piso tienen otros métodos.

Al colocar el tendedero, nos dimos cuenta de que este ocupaba mucho sitio e impedía ciertas actividades/tareas. El de abajo dibujo muestra las posibles situaciones de incomodidad que crea la introducción del tendedero en este espacio. Con este dibujo, de alguna manera, hemos querido representar el “caos” que supone tener este aparato colocado en esta parte de la habitación. La presencia de este objeto en la habitación dificulta la circulación para acceder y salir de la habitación, llegar a la mesita o al enchufe, sacar la ropa, etc . Pero nos aporta un olor agradable que produce la ropa recién lavada creando un ambiente de tranquilidad en la habitación. Nuestra propuesta consistiría en coger las ventajas y desechar las desventajas que supone tender en la habitación. Queremos quedarnos con el aroma que produce la ropa recién lavada pero no queremos que nos afecten todas las desventajas que ello supone. Por ello, nos gustaría liberar el espacio donde se coloca el tendedero y buscarle otra ubicación. La idea sería desplazarlo al lugar que menos molesta: el techo. Así la ropa seguiría estando tendida en la habitación, no estorbaría y si la estiras no haría falta plancharla. Consistiría pues en una malla colocada simulando una parra donde quedaría extendida.

En la planta hemos analizado el espacio. Nos hemos centrado en una parte de la habitación que representa el 19,10% de la superficie total de la habitación ya que en este espacio es el que rodea al tendedero. Hemos MIRADO ese 19,10% y lo hemos subdividido en 3 partes con 3 colores (como indicamos en el esquema/leyenda que está abajo: superficie conflictiva, superficie ocupada (tendedero, cómoda y mesita) y superficie que permite la circulación). Hemos llegado a la conclusión de que hay muy poco espacio en el que se pueda circular ya que el 14,38% de ese 19,10% es dónde se puede circular. También hay que decir que en ese 14,38% de circulación, en todo momento tienes que ir de lado si no quieres tropezarte o golpearte con un objeto de alrededor.

Todo junto (para recortar)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: